Si sacas a tu perro frecuentemente al parque, posiblemente en algún momento, tu peludo ha tenido la compañía de unos, no tan agradables de amigos: Pulgas.

Las pulgas son pequeños pequeños parásitos externos que se alimentan de la sangre de tu peludo. Su morfología (aplanadas lateralmente) facilita que se puedan mover fácilmente en pelajes densos y que sean escurridizas a la hora de atraparlas.

 

Pulgas, ¿Cómo evitarlas?

Pulgas, ¿Cómo evitarlas?

Efectos de las pulgas en tu peludo

La picadura de de una pulga tiene efecto irritante, que causará mucho malestar a tu peludo provocando rasquiña e irritación; en casos de infestaciones graves, también pueden provocar temblores. Si tu perro es propenso a alergias, la saliva de la pulga también puede provocar dermatitis, aumentando así los síntomas de irritación y rasquiña.

Ten en cuenta que las pulgas chupan la sangre de tu perro, lo que puede causar debilidad; y en cachorros, anemias graves e incluso puede ser mortal. También pueden transmitir otros parásitos, como la tenia del perro.

Tratamiento para las pulgas

Ten en cuenta que para que cualquier tratamiento sea efectivo, es necesario eliminar las pulgas que se encuentran en tu peludo y también las que se encuentran en su entorno, pues aproximadamente sólo el 5% de estas se encuentran en tu perro.

Por otro lado, un tratamiento preventivo es muy importante, para eso los desparasitantes externos en diferentes presentaciones pueden ayudar a prevenir infestaciones. Los puedes encontrar en forma de pipetas tópicas como el Frontline, pastillas como el Nexgard o el Comfortis, sprays, champú o collares. En caso de las pipetas, recuerda siempre lavarte muy bien las manos después de la aplicación y evitar que tu peludo lama la zona.

Hay otras alternativas que son suplementos de origen natural como el Anti-Zeck de Dr. Clauder’s. Este suplemento natural a base de ajo y cebolla, ayuda a repeler y evitar infestaciones de pulgas y garrapatas.

Lo interesante de esta alternativa más natural y libre de químicos, saborizantes y conservantes es que evita efectos secundarios como vómitos diarreas e irritaciones de la piel, no afecta órganos internos y además no genera resistencia, ayudando a mantener una protección duradera para tu peludo.

Ahora, seguramente has escuchado o leído en diferentes lugares que el ajo y la cebolla son alimentos tóxicos para los perros y sí, lo son dependiendo de la concentración ingerida por tu peludo diariamente. Por esto el Anti-Zeck de Dr. Clauder’s contienen cantidades mínimas, haciéndolo un producto muy seguro para tu mejor amigo.
Otra de las ventajas de este producto natural es que no representa peligro para uso en animales de edad avanzada o con problemas de hígado y riñón, pues es eliminado fácilmente del organismo sin forzar ningún órgano. (Asegurate con tu médico veterinario de confianza si este producto es indicado para tu peludo.)

Anti-Zeck de Dr. Clauder's

Anti-Zeck de Dr. Clauder’s

Si deseas iniciar tratamiento para tu peludo con el Anti-Zeck de Dr. Clauder’s asegúrate que esté libre de pulgas o garrapatas (puedes utilizar una pipeta o pastilla antipulgas) y luego si puedes iniciar el Anti-Zeck, así podrás garantizar la acción repelente. Además, el efecto residual (protección de efecto prolongado) ayudará a que tu peludo esté protegido por más tiempo, inclusive si se te acaba el frasco.

Si te interesa saber más de este producto, puedes escribirnos tus dudas, ó si te interesa que tu mejor amigo esté protegido en su paseo diario, puedes conseguir el Anti-Zeck de Dr. Clauder’s haciendo clic aquí.

¿Te gusto nuestro artículo? compártelo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

También te puede interesar: