¿Qué es y cómo la puedo evitar?

La tos de perreras es una enfermedad que muy pocos dueños de perros conocen, hasta que su peludo la padece. El síntoma principal es tos seca y en la mayoría de casos, se presenta cuando hay manadas de perros, por ejemplo en guarderías caninas, y alguno de los integrantes está infectado. También se puede transmitir por desaseo y falta de desinfección de áreas, como guacales, jaulas o utensilios.

Debes tener en cuenta que la tos de perreras es una enfermedad infecciosa que puede contraerse por contacto con agentes bacterianos o situaciones estresantes como viajes, lugares muy llenos e inclusive cuando tu perro está expuesto al humo, al polvo, a lugares muy fríos o con poca ventilación.

Tos de perreras - Guarderías para perros

Tos de perreras – Guarderías para perros

Síntomas de la tos de perreras:

Mirando un poco más a fondo, la tos de perrera o Kennel Cough en inglés, es similar a una bronquitis, donde tu perro toce de manera seca y en una forma muy característica. En la mayoría de casos, la tos de perreras no es una condición seria y pasará sola, como a nosotros nos pasa una gripa.

Otros síntomas incluyen mucosidad transparente e inolora, mucosidad de color y de mal olor, perdida de apetito, fiebre, conjuntivitis y decaimiento. El periodo de incubación de la tos de perreras es de 12 a 14 días.

Tratamiento de la tos de perreras:

Si sospechas que tu peludo puede tener tos de perrera, lo primero que debes hacer es ir a tu veterinario de confianza, él podrá recetar medicinas como jarabes para la tos o antibióticos, dependiendo del estado de tu perrito. Ten en cuenta que si tu perro es cachorro o viejito (mayor de 7 años), deberá tener cuidados especiales, pues si la enfermedad no es manejada de manera apropiada, puede desencadenar una neumonía, que de no tratarse adecuadamente, puede ser fatal.

Recuerda limpiar y desinfectar muy bien el ambiente donde vive tu perro, sobre todo si vive con otros peludos.

Prevención de la tos de perreras:

Para prevenir la tos de perrera, pídele a tu veterinario la vacuna de tos de perreras o Kennel Cough (KC), si bien esta no evita 100% que tu peludo contraiga la enfermedad, ayuda a que los síntomas sean menores.

La vacuna de tos de perrera tiene un periodo de efectividad de 6 meses. Por esto que debes acudir al veterinario de tu perrito dos veces al año, para poner el refuerzo y mantenerla al día.

Tos de perreras y guarderías caninas:

Asegúrate de siempre tener la vacuna de tos de perreras al día, pues lugares como hoteles para perros ó colegios caninos donde hay varios perros en un espacio, son posibles focos de infección.
Así mismo, ten presente que una guardería canina que exija esta vacuna para el ingreso de tu perrito, es una guardería responsable con la salud de tu peludo, que está trabajando en prevenir enfermedades y ofrecer un espacio de recreación ideal para él.

Fuente:
encantadordeperros.es
Animal Planet Complete Guide to Dog Care

¿Te gusto nuestro artículo? compártelo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

También te puede interesar: